Análisis – Resident Evil 3 (Remake)

Trailer del juego.

Tras el gran éxito del remake de Resident Evil 2, era de esperar (y de hecho hubo un clamor pidiéndola) contemplar una tercera parte en el horizonte y ésta ha llegado antes de lo esperado, como ya ocurriera con la original hace ya tantos años. Continuando con el estilo de la anterior entrega, nos encontramos con un título con ciertas novedades que vamos a pasar a analizar.

A nivel gráfico, continuamos con la estética ya planteada en la anterior entrega, aunque con ciertos matices. Dado que este juego al igual que el original está más orientado a la acción, encontramos más enemigos en pantalla que en la anterior entrega y eso les ha obligado a prescindir de ciertos “lujos” como los desmembramientos tan detallados que vimos en la anterior entrega.

Carlos, coprotagonista de nuestra historia y expeditivo, cuando hace falta.

No es que los hayan “censurado”, sino que esos miembros “cercenados” desaparecen al instante para liberar recursos a las máquinas. En cierta épica escena que veremos ya avanzado el juego, observaremos como los zombies ya eliminados “explotan” casualmente por las mismas razones, esto es, para poder seguir añadiendo enemigos sin tener que preocuparse de los recursos consumidos por los cadáveres de los ya caídos. Aparte de este matiz, el resto de juego mantiene el gran nivel de calidad que ya apreciamos en el anterior título y, al estar más orientado a la acción, no le faltará espectacularidad.

Cierto “truquito” que se usaba en la anterior entrega vuelve a usarse aquí, aunque de forma más tosca. Ambos juegos tienen un mecanismo que reduce la tasa de fotogramas por segundo de los personajes que se encuentren más lejos, para ahorrar así recursos de las máquinas. El problema es que, teniendo este juego zonas amplias, acaba uno viendo moverse “a tirones” a los enemigos distantes. Además, esta opción no puede desactivarse ni siquiera en PC.

¡Mirad quien ha vuelto!

La banda sonora se me antoja más acertada que en la anterior entrega. Contaremos con temas nuevos otra vez, pero tendrán un toque más melódico y cercano a los originales. Incluso temas como “Free From Fear” o “The City Of Ruin” volverán a hacer acto de presencia para incrementar más si cabe el toque nostálgico, aunque alterados sensiblemente. Por otro lado, en ciertos momentos con la presencia de Nemesis, la banda sonora llega a recordar un poco a las partituras del maestro Brad Fiedel para las dos primeras entregas de Terminator, cosa que veo acertada, de alguna forma.

El juego contará con un doblaje al castellano que, aunque bastante correcto, tendrá algún que otro fallo reseñable. En primer lugar, hay actores escogidos para ciertos personajes que no terminan de cuadrar (a mi entender) con el personaje y por otra parte se pierden las sutilezas de los marcados acentos de los distintos personajes. Es algo que sí podemos observar claramente en su versión en inglés y que, por alguna razón, no se ha hecho en el doblaje al castellano, cuando esto es algo habitual en el mundo del doblaje.

No es Arnold Schwarzenegger, pero tampoco le hace falta para darnos miedito del bueno.

El apartado sonoro, como tal, mantiene la gran calidad que ya pudimos apreciar en la anterior entrega. Si tienes un equipo 5.1 será impresionante vivir esas explosiones a tu alrededor y sentir la presencia de Nemesis constantemente a tu paso.

A nivel argumental poco podemos contar sin destripar la historia. Jill Valentine deberá escapar de los sucesos de Racoon City, comenzando sus andanzas antes que Leon y Claire, pero acabándolas después. Durante toda su aventura será perseguida por una suerte de Terminator llamado Nemesis, que no se detendrá en su empeño de eliminar a todos los S.T.A.R.S del mapa. En el camino, conocerá a Carlos, cuyo puesto de trabajo considera cuanto menos inquietante, y sus caminos se irán cruzando a lo largo de esta aventura.

Viejos conocidos, que vuelven de forma renovada, en un nuevo y tétrico escenario.

Pasemos ahora a la parte más importante y que más consideraciones nos obliga a tener: la jugabilidad. A grandes rasgos, la jugabilidad es la misma que en anterior título, esto es, un juego en tercera persona con cámara al hombro. Jill, sin embargo, no es un policía novato ni una simple motorista, por lo que tendrá mejores recursos que los protagonistas de la anterior entrega.

Para empezar, y siendo lo más importante, contaremos con una maniobra de esquiva. Esta maniobra será más que crucial para poder avanzar la aventura y no será raro morir varias veces hasta aprender a dominarla. Si realizamos una “esquiva perfecta”, tendremos la opción de contraatacar a cámara lenta y colocar golpes críticos al enemigo, aunque esta maniobra será difícil de dominar. Esta maniobra se encontraba en el juego original, aunque era más complicada de realizar. Por otra parte, Jill será más rápida al apuntar y eso nos pondrá las cosas más fáciles con las hordas de enemigos que nos iremos encontrando por el camino.

¿Os suena de algo este artilugio?

Desaparecen mecánicas como “tapiar ventanas”, pero encontramos otras como recursos en el exterior a nuestra disposición para el control de masas, como ocurriera también en el juego original. Encontraremos convenientes barriles rojos con combustible que nos servirán para erradicar a todo ser que se encuentre a su altura, incluyendo nosotros si no somos cuidadosos. También habrá baterías un tanto inestables que pondrán “a bailar” a los enemigos que sufran su electrizante caricia. La presencia de puzles será puramente anecdótica (aquí hemos venido a terminar de matar a los no muertos, no a pensar), aunque si encontraremos algún que otro guiño al juego original.

El sistema de “live selection” del título original desaparece, aunque quien sabe lo que podríamos encontrar si decidimos plantar cara a Nemesis (y ahí lo dejo). Además, la duración del título se antoja menor que la del anterior y ha aportado cierto puntito de decepción a algunos jugadores que esperaban que Nemesis se comportara de forma parecida a nuestro perseguidor favorito en la anterior entrega. Lo cierto es que, a opinión de un servidor de ustedes, Nemesis es mucho más eficaz que el otro en eso de matar y, por lo tanto, tenerlo todo el rato “patrullando” el escenario haría el juego bastante insoportable.

Sí, ponte más cerca del barrilito rojo ese, ¡verás que divertido!

Si bien el argumento se ha hilado de forma magistral, enlazando hechos del anterior título con éste, no deja de ser notable la ausencia de una de las fases más memorables del título original, que podría haberse usado para extender las secuencias de acoso del “tío Nemesio”, contentando mejor a todo el mundo. También es cierto que la tensión hostil entre Nemesis y Jill está llevada de forma impresionante y que los personajes secundarios ahora dejan de ser planos y adquieren un trasfondo magnífico. Incluso cierta frase mítica del original estará presente en el título, aunque perdiendo la fuerza que tenía en relación con el título que todos tenemos en el recuerdo. De todas formas, habrá gran cantidad de “huevos de pascua” para aquellos de vosotros que seáis observadores.

He de reseñar que este juego carece del “recorrido B” de la anterior entrega y eso le restará bastante el valor jugable, dejándolo simplemente en desbloquear “méritos”, extras y cosas por el estilo. También es cierto que ese modo tampoco existía en la versión original. Al completar el título por primera vez, desbloquearemos una suerte de tienda donde podremos gastar los puntos conseguidos tras las vueltas al juego en dichas mejoras.

Mr Charlie: ¡Acaba con todos!

Hay que destacar, aunque no profundizaremos en ello aquí, que el juego incluye un modo llamado “Resident Evil REsistance” que es un juego online competitivo asimétrico, donde un jugador, denominado “cerebro” ha de impedir que otros cuatro jugadores capturados escapen de unas instalaciones usando para ello trampas y criaturas. Es pronto para anticipar el devenir de este tipo de juegos, pero estaremos atentos para comunicar nuestras impresiones cuando sea posible.

Aun con todo, nos encontramos ante un producto más que notable y que hará las delicias de aquellos que se han enganchado a la trama con los títulos más modernos, y de aquellos que saborearon las aventuras originales en PS1 y tienen una excusa para revivirlas ahora con este lavado de cara que Capcom nos ha regalado.>>

Nadie puede resistirse a una sonrisa como esa.
https://youtu.be/A1KxK-PjiOs Trailer del juego. Tras el gran éxito del remake de Resident Evil 2, era de esperar (y de hecho hubo un clamor pidiéndola) contemplar una tercera parte en el horizonte y ésta ha llegado antes de lo esperado, como ya ocurriera con la original hace ya tantos años. Continuando…

Resident Evil 3 (Remake)

Nota Final – 8

8/10

Notable

Quizás no sea tan redonda como la anterior entrega. Quizás debería haber tenido algo más de contenido que echamos en falta o ser algo más largo. Aun así, nos encontramos con un producto de altísima calidad y que demuestra mucho cariño por parte de los desarrolladores. Si te gustó el anterior título o la franquicia, no lo dudes, porque Jill es una chica de armas tomar y su aventura te resultará memorable.

Puntuación de Usuarios: 3.65 ( 1 votos)
Seth Garamonde
Sigueme en
Últimas entradas de Seth Garamonde (ver todo)
About the author

Seth Garamonde

Entusiasta de los videojuegos y estudiante de su “backstage” desde hace ya muchísimos años. Comenzó sus andaduras con un ZX Spectrum 48k y pasó por una GameBoy, SNES, todas las Playstation e incluso GameCube o Xbox 360.

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.